Cultura

By John Brockman

Arma inmensamente poderosa aunque poco comprendida, que afecta a los angeles sociedad, al arte, los angeles política e incluso al desarrollo biológico de los humanos, los angeles cultura constituye el escenario en el que tienen lugar las experiencias humanas. Pero ¿qué es exactamente l. a. cultura?, ¿cuáles sus orígenes y reglas? En este libro John Brockman ha reunido a los científicos y pensadores más influyentes de l. a. actualidad para que presenten sus principles acerca de los aspectos más esenciales de los angeles cultura.

 Jared Diamond se ocupa de por qué colapsan las sociedades y cómo podemos tomar decisiones adecuadas para proteger nuestro propio futuro, Denis Dutton de los orígenes del arte, Daniel C. Dennett de los angeles evolución de las culturas, Jaron Lanier del omnipresente impacto de web, Nicholas Christakis de l. a. estructura y reglas de las redes sociales (tanto de las reales como las online), Clay Shirky y Evgeny Morozov de l. a. nueva realidad política que ha surgido de los angeles period electronic, Brian Eno de lo que más valoran las culturas, Stewart model de las responsabilidades del poder humano, Douglas Rushkoff del nuevo Renacimiento y finamente W. Daniel Hillis de l. a. pink como una pink de conocimiento worldwide.

Show description

Quick preview of Cultura PDF

Best Anthropology books

The Elementary Forms of Religious Life

"Karen Fields has given us a best new translation of the best paintings of sociology ever written, one we won't be embarrassed to assign to our scholars. additionally she has written a super and profound creation. The ebook of this translation is an social gathering for basic social gathering, for a veritable 'collective effervescence.

Ethnomusicology: A Very Short Introduction (Very Short Introductions)

Ethnomusicologists think that each one people, not only these we name musicians, are musical, and that musicality is without doubt one of the crucial touchstones of the human event. This perception increases substantial questions on the character of tune and the character of humankind, and ethnomusicologists argue that to correctly tackle those questions, we needs to examine track in all its geographical and old variety.

The Harkis: The Wound That Never Heals

During this haunting chronicle of betrayal and abandonment, ostracism and exile, racism and humiliation, Vincent Crapanzano examines the tale of the Harkis, the region of one million Algerian auxiliary troops who fought for the French in Algeria’s warfare of independence. After tens of millions of Harkis have been massacred by means of different Algerians on the finish of the struggle, the survivors fled to France the place they have been positioned in camps, a few for so long as 16 years.

Colonial Situations: Essays on the Contextualization of Ethnographic Knowledge (History of Anthropology)

As ecu colonies in Asia and Africa grew to become autonomous international locations, because the usa engaged in conflict in Southeast Asia and in covert operations in South the United States, anthropologists puzzled their interactions with their matters and apprehensive in regards to the political effects of government-supported learn.

Extra resources for Cultura

Show sample text content

Así, existen pruebas sobradas de que, durante l. a. segunda guerra mundial, los judíos y otros colectivos que corrían asimismo el riesgo de ser víctimas del Holocausto que se avecinaba optaron por hacer caso omiso de los indicios, cada vez más numerosos, de lo que estaba ocurriendo y del peligro en que se encontraban ante lo insoportable de semejante realidad. los angeles negación psicológica puede explicar, igualmente, por qué hay sociedades en decadencia que son incapaces de hacer frente a las causas evidentes de su desmoronamiento. El último de los cuatro mojones que recoge mi mapa de carreteras es el fracaso a los angeles hora de resolver un problema que sí nos hemos propuesto solventar. Existen posibles explicaciones obvias para semejante resultado. Puede ser que el problema sea demasiado complejo y supere, sin más, nuestra capacidad para encararlo. El estado de Montana, por ejemplo, pierde cientos de millones de dólares anuales tratando de combatir las especies de malas hierbas llegadas de fuera, como l. a. Centaurea maculosa o los angeles Euphorbia esula, y no porque sus ciudadanos sean ajenos a su existencia o porque no traten de acabar con ellas, sino porque, en el presente, resulta demasiado difícil eliminarlas. los angeles segunda tiene raíces de hasta seis metros de profundidad, demasiado largas para arrancarlas, y los productos químicos que acabarían con ellas tienen un coste de más de doscientos dólares por litro. Asimismo, es frecuente que no resolvamos un problema por no poner bastante empeño o haberlo abordado demasiado tarde. Australia, por ejemplo, ha tenido que afrontar pérdidas por valor de decenas de miles de millones de dólares en el ámbito agrícola, y ha visto amenazadas, cuando no extinguidas, las más de las especies autóctonas de mamíferos pequeños a causa de los angeles introducción de conejos y zorros europeos para los que su medio ambiente carecía de equivalente alguno. El zorro caza ovejas y gallinas, y mata roedores y pequeños marsupiales endémicos. Lleva más de un siglo extendido por el continente australiano, aunque hasta hace poco no se había dado en el estado insular de Tasmania por ser incapaz de atravesar a nado l. a. procelosa extensión de agua que separa ambas tierras. Por desgracia, sin embargo, hace dos o tres años, varios sujetos liberaron allí, de forma subrepticia e ilegal, 32 ejemplares, bien por satisfacer sus deseos cinegéticos, bien, sin más, por incordiar a los ecologistas. l. a. nueva especie representa una amenaza massive tanto para los criadores de ovejas y pollos de Tasmania como para l. a. fauna de l. a. región. Cuando los ecologistas tuvieron noticia del problema, allá por marzo de 2002, rogaron al gobierno que acabara cuanto antes con los angeles plaga mientras aún period posible. Se esperaba que l. a. época de l. a. cría comenzase en torno al mes de julio, y se sabía que sería mucho más difícil matar 128 zorros que 32 una vez que estos hubiesen generado una nueva camada y esta se hubiera dispersado. Por desgracia, las autoridades se ocuparon en debatir el asunto y tardaron mucho más de lo deseable, y hubo que esperar al mes de junio de 2002 para que, al fin, resolviese destinar un millón de dólares a eliminarlos.

Download PDF sample

Rated 4.59 of 5 – based on 11 votes